EVALUACIÓN

Una oportunidad de aprender, de mirar los pasos andados, identificar cuáles son los logros que se han tenido y las opciones de mejora.

Planteamos una evaluación positiva que busca principalmente proponer y construir antes que cuestionar. Apostamos también a superar la escasa cultura de evaluación que existe en las diversas entidades, fundamentada en el miedo a que ello hable mal de nosotros mismos. Esto es una falsa creencia, pues en realidad quien evalúa es quien encuentra mejores caminos de solución a sus problemáticas cotidianas.

Hay diferentes tipos de evaluación.

  • Evaluaciones diagnósticas.- Permiten explorar el estado o situación de las cosas, cumplen la importante tarea de ayudar a identificar problemáticas y fortalezas de las entidades.
  • Evaluaciones de proceso.- Analizan la efectividad de las metas que se plantean para lograr los objetivos planteados.
  • Evaluaciones de impacto.- Identifican si una acción produjo los efectos deseados, obtiene una estimación cuantitativa de ésto, y evalúa si ellos son o no atribuibles a las acciones realizadas. 

Nos parece que es importante que las entidades incluyan en su planeación estratégica y en sus presupuestos la evaluación. La evaluación externa ayuda a tener una mirada distinta de quienes se encuentran en el cotidiano del proyecto; esto permite identificar posibilidades de mejora y alternativas que pueden estarse pasando por alto desde dentro del equipo.